InCírculo

promueve procesos de crecimiento, sensibilización y concienciación a todos los ámbitos de la sociedad a través del método del “Enfoque Circular".

Recibe Actualizaciones 

De pronto nos hemos encontrado con que es verdad que el mundo es sólo uno. La globalización, simplemente una palabrita, pero que ha acabado por ser verdad. El mundo es ya sólo uno (Francisco Ayala)

La historia del desarrollo humano nos muestra cómo el hombre ha ido aumentando cada vez más su deseo de crecimiento en todos los niveles de la vida hasta verse inmerso en un estado llamado 

GLOBALIZACIÓN

Paso 2

GLOBALIZACIÓN Y LEY DE

LA INTERDEPENDENCIA

Un sistema de redes, interconexiones y vínculos entre nosotros que a partir del desarrollo de la ciencia y la tecnología ha permitido que todos estemos conectados en tiempo real y que los flujos de capital, bienes y servicios se muevan a gran velocidad.

Esta es una  realidad que recuerda el microsistema perfecto del cuerpo humano, sin embargo en la naturaleza todo funciona de una forma armoniosa, mientras que en el macrosistema de la globalización no hemos logrado este equilibrio.

Y así, hemos llegado a construir una “Aldea Global” (Marshall McLuhan, 1968), un mundo “interdependiente”, donde, los problemas de las otras personas son ahora nuestros problemas, y el más simple o banal acontecimiento se convierte en un hecho global.

Un ejemplo de esta mutua dependencia se puede observar en los mercados financieros, cuyas fluctuaciones provocan implicaciones globales que afectan a todas las partes del sistema.

Cuando una célula deja de funcionar en beneficio del organismo se genera una enfermedad que los médicos denominan “cáncer”.

Análogamente, estamos sintiendo que el mundo actual, que funciona como un organismo, está enfermo.  

Estamos experimentando cada vez más fuertemente y de forma más compleja los problemas económicos, ecológicos, sociales o políticos que influyen y afectan directamente a todos, no permitiendo que vivamos en armonía como una sola familia global.

Las investigaciones del matemático y meteorólogo Edward Lorenz, padre de la “teoría del caos y el efecto mariposa”, explican que todos nuestros actos y decisiones están conectados y las posibilidades de interrelación son impredecibles.

“Lo que hacemos, decimos o expresamos tiene un impacto directo en quienes nos rodean. Dependemos el uno del otro” 

“La teoría de los seis grados de separación”, propuesta en 1929 por un escritor húngaro llamado Frigyes Karinthy nos dice que cualquier habitante de la Tierra está conectado con todos los demás por una cadena de seis personas. Tan solo un pequeño número de enlaces serían necesarios para que el conjunto de individuos que cualquier persona podría conocer se convirtiese en toda la población del planeta.

Y si todas estas conexiones entre las personas fueran correctas

¿imaginas cómo afectaría eso a nuestro entorno?

Eduardo Punset decía que “las dimensiones de la felicidad individual tienen que ver con las relaciones personales en primer lugar”

Los científicos están descubriendo esto, y 

cuando mejoremos nuestro nivel de conexión humana, veremos cómo podremos cambiar cualquier paradigma económico, social, político o ecológico.

Pero antes el sistema debe aprender a equilibrar sus partes para que estén bien ensambladas y conectadas. Hasta entonces, continuará siendo sensible, y cada pequeña explosión desestabilizará todo.

Sigue descubriendo...