top of page

El sentido del humor: una actitud a cultivar


¿Qué hace que el humor sea tan necesario en la vida? Podemos utilizarlo todo para nuestro desarrollo, incluido el sentido del humor: nos da fuerza y capacidad para avanzar y crecer. Cualquiera que esté familiarizado con quienes se dedican profesionalmente al humor sabe que, por lo general, la necesidad de salir de su propia infelicidad les lleva a desarrollar el sentido del humor.

En general, cuanto más evoluciona una persona, más puede afinar su sentido del humor, siendo capaz de encontrar una conexión inesperada entre cosas distintas que, en apariencia, no tienen ninguna relación.

El humor fino requiere que podamos observarnos desde lejos y que podamos reírnos de nosotros mismos. Se basa en la capacidad de comparar lo que éramos en un principio y a dónde hemos llegado como resultado de las formas de educación recibidas y la influencia del entorno.


El humor puede ser crítico, pero debería hacerse de forma agradable sin provocar odio ni burlarse de nadie. Deberíamos reírnos solo de las debilidades generales que tiene la humanidad, para ver más claramente y con perspectiva cómo funciona nuestra naturaleza egoísta. De ese modo, conociendo nuestras cualidades negativas, podremos trabajar para mejorarlas.


Al fin y al cabo, la naturaleza nos creó imperfectos pero nos dió el sentido del humor para la autocrítica y poder superar nuestra propia naturaleza. El humor nos permite vernos desde una perspectiva diferente (desde fuera, a modo de espectadores) y elevarnos desde nuestro grado actual a uno más alto. Si aprendemos a reírnos de nosotros mismos, podremos analizar cómo somos realmente y, de esta forma, crecer.


El buen humor debe ser siempre cálido, generar desarrollo y evocar afecto en la gente a la que aludimos, suavizando el ambiente.

¿Qué tiene el humor que puede abrir el corazón y derribar muros?

¿Qué tiene el humor que puede abrir el corazón y derribar muros? El humor nos quita las máscaras, es como si nos desnudara de todas las poses y nos hiciera iguales y sin artificios. Cuando nos reímos de las debilidades que hay en todos nosotros por igual, de inmediato creamos un entorno agradable.


Nada mejor que el humor para eliminar límites, barreras y distancias. El gran reto y el más serio de nuestro tiempo es desarrollar un humor que nos acerque, que nos haga más generosos y solidarios.


72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page